¡Ay, el Halloween!

Acaban de venir cuatro niños disfrazados, con bolsones épicos de caramelos y más majos que las pesetas, y al abrirles han gritado lo de “¡¡Truco o Trato!!”.

Como no tengo caramelos, ni chuches ni ná, les he dicho que me hagan el truco y me han recitado tres poesías de fantasmas, vampiros y brujas.

Luego me he acordado de que sí que tenía dulces, pero que eran “los dulces de la naturaleza”.
Vamos, que les he soltao una mandarina a cada uno y, oye, ¡que se han puesto más contentos que unas castañuelas en la feria de Sevilla!

Esta muchachada… xD

  1. pasadorama ha dicho: ¿Y de qué iban disfrazaos?
  2. elanonfantasma ha dicho: Pues yo me acordé que tenía unos cuantos rancios escondidos por ahí, se me ocurrió sacarlos para este Halloween y me los acabé comiendo todos. Ahora sólo podría dar un plátano para compartir, no tengo ni dulces ni más fruta.
  3. lapizarra ha dicho: En mis tiempos lapidábamos a quienes nos daban fruta…Seee…hijos de fruta…Cuaack!!
  4. logoside ha publicado esto
Comments
blog comments powered by Disqus
¡Eh, Pelícano! :D