New favourite joke:

shineonovermyclouds:

agathaheterodyne:

where-am-i-send-help:

ougbad:

karlimeaghan:

A Roman walks into a bar, holds up two fingers, and says ”Five beers, please.”

i dont get it

No one explain it

After the Roman drinks the beers, he tells the bartender, “I want a martinus.”

"Don’t you mean a martini?”

"If I wanted two, I would’ve asked for them."

i cant stop laughing omg

(vía condelimoncio)

Comments

¡El Chistaco del Chocobollo! :D

Pues era un niño que se había comprado una bicicleta nueva con su timbre, sus flecos en el manillar y su cesta. El niño estaba ansioso por estrenar la bici y en cuanto pudo, la agarró y se fue a dar un paseo y, por si le daba hambre, echó un chocobollo a la cesta.

El niño vivía en una ciudad de costa, así que se fue al paseo marítimo con su bici nueva, pero el paseo marítimo tenía el suelo de madera y algunos tablones estaban levantados y, en fin, lo que pasa.

El niño iba súper contento cuando, de pronto, pasa por encima de un tablón mal puesto, la bicicleta salta y el chocobollo se cae de la cesta.

- Ay, chocobollo, no te caigas que el suelo no es tu sitio.

El niño siguió por el paseo marítimo y, otra vez, otra tabla, otro salto y el chocobollo al suelo.

- Chocobollo, chocobollo… como sigas así no te voy a comer…

Vuelve a coger la bicicleta, sigue a lo suyo tó contento y, cataplán, otra vez que se cae el chocobollo.

- Mira, chocobollo, que ya me estás tocando la moral. ¡Como vuelvas a caerte, cojo y te tiro al mar!

Otra vez que se monta en la bicicleta, el chocobollo en la cesta y a los pocos metros otro maldito tablón levantado con el mismo resultado que hasta ahora.

- ¡Ya está, chocobollo, ya no aguanto más!, ¡¡a tomar por culo!!

Y el niño tiró el chocobollo al mar.

FIN.

Comments
Una liada como veis en las imágenes de arriba, porque el anillo, como es lógico, se perdió y lo arrastró el mar hasta sus profundas entrañas.
El caso es que la mujer se enfadó tanto con su novio que rompieron.
- Si eres capaz de perder nuestro anillo cuando vas a pedirme la mano, eres capaz de lo que sea… No puedo confier en alguien así.
Pasaron los meses y, aunque no se hablaban, jamás se borraron del Facebook y un día que a él le dió el calentón decidió escribir: “Cielo, ya sé que lo que hice no estuvo bien pero tienes que darme otra oportunidad. Mi vida sin ti no tiene ningún sentido. Por favor, piénsalo.”
A lo que ella contestó: “Vale, si me sorprendes, te perdono.”
Viendo esa respuesta, el tipo organizó una cena romanticona en un crucero de lujo con todo tipo de detalles. “Si esto no la convence, nada lo va a hacer”, pensaba.
Total, que están ya por mitad del Mediterráneo cuando el maître  trae una fuente de ostras que no la saltaba un galgo.
A ella, el platazo de ostras le sorprendió pero cuando cogió la primera ostra y la abrió… ¿Sabéis que encontró dentro?
¡¡EL CHOCOBOLLO!! :D

Una liada como veis en las imágenes de arriba, porque el anillo, como es lógico, se perdió y lo arrastró el mar hasta sus profundas entrañas.

El caso es que la mujer se enfadó tanto con su novio que rompieron.

- Si eres capaz de perder nuestro anillo cuando vas a pedirme la mano, eres capaz de lo que sea… No puedo confier en alguien así.

Pasaron los meses y, aunque no se hablaban, jamás se borraron del Facebook y un día que a él le dió el calentón decidió escribir: “Cielo, ya sé que lo que hice no estuvo bien pero tienes que darme otra oportunidad. Mi vida sin ti no tiene ningún sentido. Por favor, piénsalo.”

A lo que ella contestó: “Vale, si me sorprendes, te perdono.”

Viendo esa respuesta, el tipo organizó una cena romanticona en un crucero de lujo con todo tipo de detalles. “Si esto no la convence, nada lo va a hacer”, pensaba.

Total, que están ya por mitad del Mediterráneo cuando el maître  trae una fuente de ostras que no la saltaba un galgo.

A ella, el platazo de ostras le sorprendió pero cuando cogió la primera ostra y la abrió… ¿Sabéis que encontró dentro?

¡¡EL CHOCOBOLLO!! :D

(vía logoside)

Comments