info

Posts tagged pc

¡Eh, Pelícano! :D
La gloria de cada emperador romano se valoraba en base a los seguidores que tuviese. De hecho, la corona de laureles era concedida a aquellos que superasen el millón y, claro, para ganar seguidores los candidatos a emperador tenían que estrujar sus neuronas para grabar en mármol (que es como se decía “tuitear” en aquella época) sus comentarios más ingeniosos.
Estos datos han sido extraídos de interpretaciones de la Columna de Trajano y frisos varios (que eran el equivalente a un timeline o un dashboard), por lo que puede que no sean muy precisos, históricamente hablando.

La gloria de cada emperador romano se valoraba en base a los seguidores que tuviese. De hecho, la corona de laureles era concedida a aquellos que superasen el millón y, claro, para ganar seguidores los candidatos a emperador tenían que estrujar sus neuronas para grabar en mármol (que es como se decía “tuitear” en aquella época) sus comentarios más ingeniosos.

Estos datos han sido extraídos de interpretaciones de la Columna de Trajano y frisos varios (que eran el equivalente a un timeline o un dashboard), por lo que puede que no sean muy precisos, históricamente hablando.

Comments
Y fueron al hospital sin perder el tiempo. Porque había wifi abierta y gratis. Y el mozo pudo publicar lo de la serpiente venenosa. Y el otro le dijo “que… ya que estamos aquí… lo mismo sería conveniente que te viese un médico…” y el mozo le respondió “Nooo, hasta que no le de alguien a ‘me gusta’, yo no me muevo”. Y entonces alguien comentó el estado y el mozo dijo “Que noooo, que tenías que darle a like, no comentar…” y entonces alguien le dió like al comentario y no al estado del mozo. Y el mozo empezó a echar espuma por la boca y murió. Y jamás se supo si murió por el veneno o por el tema del Facebook.
Moraleja: Si te muerde una serpiente venenosa, muérdela tú a ella. Seguramente acabes muerto de todas formas, pero así sabrá lo que es bueno.

Y fueron al hospital sin perder el tiempo. Porque había wifi abierta y gratis. Y el mozo pudo publicar lo de la serpiente venenosa. Y el otro le dijo “que… ya que estamos aquí… lo mismo sería conveniente que te viese un médico…” y el mozo le respondió “Nooo, hasta que no le de alguien a ‘me gusta’, yo no me muevo”. Y entonces alguien comentó el estado y el mozo dijo “Que noooo, que tenías que darle a like, no comentar…” y entonces alguien le dió like al comentario y no al estado del mozo. Y el mozo empezó a echar espuma por la boca y murió. Y jamás se supo si murió por el veneno o por el tema del Facebook.

Moraleja: Si te muerde una serpiente venenosa, muérdela tú a ella. Seguramente acabes muerto de todas formas, pero así sabrá lo que es bueno.

Comments