El pobre diccionario se encuentra intranquilo, inquieto, alarmado, abstraído, pensativo, meditabundo, cabizbajo, turbado, acongojado, maniático y un poco neurótico.

El pobre diccionario se encuentra intranquilo, inquieto, alarmado, abstraído, pensativo, meditabundo, cabizbajo, turbado, acongojado, maniático y un poco neurótico.

Comments
¡Eh, Pelícano! :D

(vía lapizarra)

Comments
pablets:

agilipollate:

comopudosuc:

condelimoncio:

victoriakarr:

condelimoncio:

fat-lasts-longer-than-flavor:

cuadradonegro:

obscurewings:

I made a political cartoon for English class about issues in school
It focuses on how teens are expected to make career defining choices with barely any experience, and also how parents often take so much authority that their child’s decision is not actually their own
If this gets some notes then I’ll make a colored version

thank fucking you. this defines me a few years ago really accurately

this

Me encantan estas cosas, en serio. Quiero decir, sí, es mucha presión elegir tu profesión cuando eres adolescente, ¿pero cuándo si no? ¿con cuarenta años porque ya eres más maduro? ¿y de qué pelotas vives hasta entonces? Os quejáis de puto vicio.
(Lo de que los padres obliguen a una profesión/carrera particular ya es otra cosa, y es bastante despropósito)

No todo el mundo madura a la vez y no todo el mundo sabe con 18 años a lo que se quiere dedicar. Algunos con 20 o 21 lo saben, pero no con 18. Y es que igual te obligan necesariamente a decidir, y si no sabes lo que quieres hacer con 18 eres un puto fracasado. 

Tampoco digo eso, digo que si no eliges tu profesión siendo joven (adolescente/veintena) cuándo cojones lo ibas a hacer si no.

Hombre, supongo que se referirá a la presión que supone elegir justamente cuando se termina el instituto, siendo nada más y nada menos que un joven cervatillo inexperto. Habrá mucha gente que tenga las cosas claras en ese momento, pero otros necesitan tiempo (échale unos mesecicos investigando tranquilamente las posibilidades).

El problema no es que te obliguen a elegir pronto, el problema es que apenas te dan información, y la que buscas por tu cuenta muchas veces no es suficiente.

El tema es que tienes que ir eligiendo optativas desde los 13. Y que en bachiller si empiezas una rama y en segundo descubres que la carrera que quieres no se corresponde con ella, tienes que repetir el bachillerato entero (salvo en los colegios donde te dejen hacer solo las optativas en verano para no perder dos años, que son la minoría). En cualquier caso, realmente eso no implica “perder dos años de tu vida”, igual que no lo implica el meterte en una carrera y cambiarte en tercero a otra que vas a empezar desde el principio, pero es la impresión que le da al que lo sufre. Merece la pena si acabas haciendo lo que te gusta. Y, de hecho, en esos años siempre habrás aprendido cosas y te habrás enriquecido con varias experiencias que te ayudarán con lo que hagas después. Si será por tiempo… ¿qué prisa hay por entrar al paro?
El problema real siempre es el dinero que todo esto conlleva. Para no variar. Y eso sí que te puede joder la vida.

A todo lo que decís, añado que sobre los 18 años una persona ya sabe lo que le gusta y lo que no. Quizá no pueda elegir cuál será el trabajo al que se dedicará el resto de su vida, pero si es capaz de distinguir si el arte le tira más que la física, o el diseño de puentes más que la lengua castellana… y así.Luego cada carrera no te va a limitar a un sólo trabajo, sino que todas tienen un abanico -más o menos, eso sí- amplio de trabajos.
Pero lo que no entiendo aquí es cómo os podéis estar olvidando de lo más importante:Si a esa edad no sabes qué carrera hacer, te metes a Magisterio. Y punto.

pablets:

agilipollate:

comopudosuc:

condelimoncio:

victoriakarr:

condelimoncio:

fat-lasts-longer-than-flavor:

cuadradonegro:

obscurewings:

I made a political cartoon for English class about issues in school

It focuses on how teens are expected to make career defining choices with barely any experience, and also how parents often take so much authority that their child’s decision is not actually their own

If this gets some notes then I’ll make a colored version

thank fucking you. this defines me a few years ago really accurately

this

Me encantan estas cosas, en serio. Quiero decir, sí, es mucha presión elegir tu profesión cuando eres adolescente, ¿pero cuándo si no? ¿con cuarenta años porque ya eres más maduro? ¿y de qué pelotas vives hasta entonces? Os quejáis de puto vicio.

(Lo de que los padres obliguen a una profesión/carrera particular ya es otra cosa, y es bastante despropósito)

No todo el mundo madura a la vez y no todo el mundo sabe con 18 años a lo que se quiere dedicar. Algunos con 20 o 21 lo saben, pero no con 18. Y es que igual te obligan necesariamente a decidir, y si no sabes lo que quieres hacer con 18 eres un puto fracasado. 

Tampoco digo eso, digo que si no eliges tu profesión siendo joven (adolescente/veintena) cuándo cojones lo ibas a hacer si no.

Hombre, supongo que se referirá a la presión que supone elegir justamente cuando se termina el instituto, siendo nada más y nada menos que un joven cervatillo inexperto.
Habrá mucha gente que tenga las cosas claras en ese momento, pero otros necesitan tiempo (échale unos mesecicos investigando tranquilamente las posibilidades).

El problema no es que te obliguen a elegir pronto, el problema es que apenas te dan información, y la que buscas por tu cuenta muchas veces no es suficiente.

El tema es que tienes que ir eligiendo optativas desde los 13. Y que en bachiller si empiezas una rama y en segundo descubres que la carrera que quieres no se corresponde con ella, tienes que repetir el bachillerato entero (salvo en los colegios donde te dejen hacer solo las optativas en verano para no perder dos años, que son la minoría). En cualquier caso, realmente eso no implica “perder dos años de tu vida”, igual que no lo implica el meterte en una carrera y cambiarte en tercero a otra que vas a empezar desde el principio, pero es la impresión que le da al que lo sufre. Merece la pena si acabas haciendo lo que te gusta. Y, de hecho, en esos años siempre habrás aprendido cosas y te habrás enriquecido con varias experiencias que te ayudarán con lo que hagas después. Si será por tiempo… ¿qué prisa hay por entrar al paro?

El problema real siempre es el dinero que todo esto conlleva. Para no variar. Y eso sí que te puede joder la vida.

A todo lo que decís, añado que sobre los 18 años una persona ya sabe lo que le gusta y lo que no. Quizá no pueda elegir cuál será el trabajo al que se dedicará el resto de su vida, pero si es capaz de distinguir si el arte le tira más que la física, o el diseño de puentes más que la lengua castellana… y así.Luego cada carrera no te va a limitar a un sólo trabajo, sino que todas tienen un abanico -más o menos, eso sí- amplio de trabajos.

Pero lo que no entiendo aquí es cómo os podéis estar olvidando de lo más importante:
Si a esa edad no sabes qué carrera hacer, te metes a Magisterio. Y punto.

Comments
Comments